martes, 24 de julio de 2012

Masacre en Colorado.

Hay que estar debajo de una piedra para no haberse enterado del horrible episodio sucedido el 19 de Julio en Aurora, donde un sujeto descargó balas a más de setenta personas y dio muerte a doce de ellas. Algo que nos llenó de miedo y tristeza a todos, de que puedan suceder estas cosas en un sitio que es usualmente concurrido por muchas personas.

En lo que a mi respecta hay un grave trasfondo en esto, como la facilidad para conseguir armas y la gravedad de como estamos como sociedad, y es que parece que cada vez es mas frecuente la forma en la que explotan las personas con problemas ya sean mentales o de otra índole en grandes atentados contra la vida. Digo "grandes atentados" porque la violencia está ahí, cada día con solo un insulto que le soltemos al otro. La intención de hacer daño por si sola es un atentado.

No solo deberíamos lamentar estos hechos ocurridos que nos horrorizan e impresionan. ¿Lloramos así cuando todos los días en las noticias se informa de las muertes en Siria por parte del régimen? ¿Nos horrorizamos así cuando escuchamos que hubo un atentado de las Farc contra la población civil? Esto que digo se toman como actos ilegales, ahora, ¿qué hay también de los países que invaden a otros para propagar la guerra y en los cuales sus dirigentes están dispuestos a acabar con la vida humana por unas cuantiosas sumas de dinero?

¿Por qué no reaccionamos? ¿Qué pasa que aunque observamos, sentimos y sufrimos aun seguimos callados?
Doce personas muertas. Más de diecisiete mil en Siria e incontables más. Y aun no nos damos cuenta de lo mal que estamos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada